Albert Rivera quiere que se abra una investigación exhaustiva de los presuntos fraudes en los rescates a las cajas de ahorros

Ciudadanos propondrá investigar en el Congreso el rescate de las cajas de ahorro y posibles responsabilidades políticas.

Ciudadanos va a proponer que se cree una comisión en el Congreso para investigar el rescate de las cajas de ahorro españolas, determinar las “responsabilidades políticas” que correspondan por la gestión que se hizo y analizar “qué leyes hay que cambiar” para que no se vuelvan a repetir los mismos errores.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, el presidente de C’s, Albert Rivera, ha lamentado el aumento de la deuda pública que generó ese rescate mientras los que estaban en consejos de administración “tremendamente politizados”, de cajas como Caixa Catalunya, Bankia, Novacaixagalicia o la CAM, “se lo llevaron calentito”.

“Vamos a llevar esto al Congreso” para que “se investigue y se asuman responsabilidades” y para que “no vuelva a pasar nunca”, ha anunciado Rivera, que considera que órganos reguladores como el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores y los gobiernos de turno “no han hecho su labor”.

Según el último informe del Tribunal de Cuentas, el rescate de las cajas de ahorro por parte del Estado se hizo “sin criterio” y sin el control necesario para “asegurar la utilización más eficiente de los recursos públicos”.
Esto es, según el líder de Ciudadanos, “un escándalo en términos políticos y económicos”. Además, considera que “alguna caja tendrían que haberla dejado caer” aunque “garantizando los depósitos”.

REGULAR LA DACIÓN EN PAGO
Por otro lado, se ha referido a la sentencia de un juzgado de Barcelona que anula la cláusula que obligaba al titular de un crédito hipotecario a seguir abonando el pago de la deuda aunque esta ya hubiera pasado a ser propiedad de la entidad bancaria.

“Lo que hay que hacer es regularlo”, ha señalado Rivera, recordando que el acuerdo de investidura que el PP y C’s firmaron en agosto incluye un punto sobre la dación en pago. Pero ha advertido de que esta “tiene que ser garantista”, en el sentido de que se aplique a aquellas personas “vulnerables” que no pagan su hipoteca porque no pueden.

Lo que plantea el pacto de investidura es una ley de segunda oportunidad que, entre otras cosas, prevé “flexibilizar, con las salvaguardias adecuadas, los requisitos para que los deudores más vulnerables puedan cancelar sus deudas mediante la dación en pago de su vivienda habitual, manteniendo el derecho a permanecer en su casa durante tres años con un alquiler que no superará el 30 % de los ingresos de la unidad familiar del deudor”.